Qubits de estado sólido

M. Fernando González-Zalba

Resumen


El mundo cuántico es fascinante. Presenta una descripción de la naturaleza que desafía nuestros conceptos más enraizados sobre lo que es la realidad. Por ejemplo, los objetos cuánticos poseen propiedades “misteriosas” que les permiten estar en múltiples lugares al mismo tiempo, moverse en diferentes direcciones simultáneamente, o existir y no existir. En otras palabras, vivir varias historias paralelas.

Hacer uso de estas historias paralelas para calcular es el reino de la computación cuántica, un mundo en el que la información se procesa utilizando las leyes de la física cuántica.Hoy en día, los ordenadores cuánticos son objeto de una extensa investigación experimental y teórica, ya que se sabe que, en el papel, estos pueden resolver muchos de los retos computacionales actuales. Se trata de problemas que ni siquiera los supercomputadores más sofisticados de hoy, o del mañana, serán capaces de resolver.


Texto completo:  Suscriptores Exclusivamente