Aceleradores y detectores futuros de partículas elementales

Ángeles Faus, Mary Cruz Fouz, Juan Fuster, Alberto Ruiz, Marcel Vos, Iván Vila

Resumen


El descubrimiento del bosón de Higgs por los experimentos ATLAS y CMS en el Gran Colisionador Hadrónico (LHC) del laboratorio europeo de Física de Partículas, el CERN, fue anunciado el 4 de julio de 2012 y representa un hito científico excepcional que ha exigido recursos humanos y materiales de una magnitud sin precedentes en la investigación fundamental. Con este descubrimiento se completa el Modelo Estándar de partículas e interacciones, una de las creaciones intelectuales y científicas más extraordinarias de la segunda mitad del siglo xx. Sin embargo, aspectos relacionados con la “naturalidad” o problema de las jerarquías, el ajuste fino que permita la masa tan ligera del Higgs, la existencia de materia “oscura” y energía “oscura” en el Universo, como se deduce de las observaciones en AstroFísica, la asimetría entre materia-antimateria, la incorporación de una teoría de la gravedad cuántica y la estabilidad del vacío son, entre otros conceptos, las asignaturas pendientes que el Modelo Estándar no acierta a describir.


Texto completo:  Suscriptores Exclusivamente