El extraordinario crecimiento global de la potencia fotovoltaica y su futura evolución hacia la escala del terawatt

Jorge Hernández-Moro

Resumen


La mayor parte de los escenarios más prestigiosos sobre la aportación de la energía fotovoltaica a la producción de electricidad contemplan que su contribución sea para el año 2050 de al menos un 10 %, lo que implica que la potencia instalada en el mundo sea de unos cuantos (uno o dos) terawatt (recordemos que 1 terawatt es equivalente a 1.000 gigawatts o a un millón de megawatts). Aunque pueda parecer que los treinta y siete años que todavía faltan hasta el 2050 son un periodo de tiempo demasiado largo, tengamos en cuenta que muchas de las plantas de producción de electricidad (hidroeléctricas, térmicas, nucleares, etc.) superan con creces ese tiempo de vida útil. Además, teniendo en cuenta la vida media de los módulos fotovoltaicos y el tiempo de construcción de las instalaciones, una planta fotovoltaica que se empezase a proyectar en la actualidad debería estar activa alrededor del año 2050. Es además evidente que hoy en día la energía fotovoltaica se puede considerar como una tecnología madura, que ya se tiene en cuenta en muchos países al diseñar sus mix eléctricos.


Texto completo:  Suscriptores Exclusivamente