¿Podemos almacenar la energía renovable reconvirtiendo el CO2 en combustible?

Marc Torrell Faro

Resumen


El uso de energía renovable tiene muchos beneficios potenciales, incluida una reducción de las emisiones de CO2, la diversificación de los suministros de energía y una menor dependencia de los mercados de combustibles fósiles. Durante las últimas décadas, se ha realizado un esfuerzo relevante en Europa para promover este tipo de fuentes de energía. A pesar de la alta producción de energía renovable, parte de la producción se desperdicia porque no se produce durante los picos de consumo. Sistemas eficientes de almacenamiento de energía pueden ser la solución a este problema, maximizando el uso de fuentes de energía con bajas o nulas emisiones de CO2. Una de las soluciones más prometedora es el desarrollo de procesos de energía renovable a combustible (Power to Gas) para el almacenamiento químico de la misma. La energía producida por fuentes renovables durante los períodos de bajos consumos o precios se usaría para reducir H2O y CO2 a  gas de síntesis, y así,  unir inteligentemente las dos principales infraestructuras energéticas de nuestra sociedad moderna (redes de gas y electricidad). La tecnología de electrolisis a elevada temperatura basada en celdas de óxido sólido (SOEC). IREC, mediante las investigaciones del proyecto europeo ECO, está desarrollando y optimizando la tecnología SOEC para su uso como sistema de almacenamiento químico de energía generando gas natural a partir de H2O y CO2.


Palabras clave


SOEC, Energía, Electrolisis, Almacenamiento de energía, combustibles sintéticos