Los muones nos revelan los secretos de la Gran Pirámide

Francesco-Luigi Navarria

Resumen


Hoy en día todavía no conocemos la respuesta a la famosa pregunta del físico Isidor Isaac Rabi (1898-1988): “Who ordered that?” (¿Quién pidió eso?) [1]. Desde su descubrimiento en 1936 [2], los muones han aportado muchas contribuciones a la investigación y además en diversos campos. La última de ellas apareció publicada en la revista Nature a finales de 2017 [3]. Una colaboración internacional entre Egipto, Francia y Japón (Nagoya-KEK-CEA-Cairo-Dessault-Systèmes) ha descubierto la existencia de una “gran cavidad” oculta en el interior de la Gran Pirámide o pirámide de Keops, la mayor de las pirámides de Guiza. Para llevar a cabo este hallazgo los científicos utilizaron varios tipos de detectores de muones procedentes de rayos cósmicos.

 


Texto completo:  Suscriptores Exclusivamente