Disparo de un cañón.

Jon Azkargorta, Teresa del Río, Iñaki Iparraguirre

Resumen


El disparo de un cañón con retroceso es un ejemplo habitual para ilustrar la conservación del momento lineal. En ellos, se pide al alumno que calcule la velocidad de retroceso del cañón conocida la velocidad final del proyectil, la mayoría de las veces respecto a un sistema de referencia inercial y, en otros casos ligeramente más sofisticados, la velocidad del proyectil respecto al propio cañón. Proponemos que, como magnitud adicional físicamente relevante, en vez de tomar la velocidad del proyectil, se tome la energía liberada en la “explosión”, puesto que es la situación experimentalmente más realista

Texto completo:  Suscriptores Exclusivamente